Exfoliantes: el secreto de una piel sana y limpia

exfoliante

Eliminar las células muertas para prevenir el envejecimiento

La piel es el mayor órgano que tenemos, y quizás uno de los más maltratados, ya que es lo de los más expuestos a factores como la contaminación, el ambiente, pero también le afecta el estrés o la alimentación. Por ello son importante utilizar un buen exfoliante.

El proceso de regeneración natural de la piel se produce cada 28 días, pero los factores mencionados anteriormente pueden alterar ese proceso. Si no se reemplazan las células muertas, la piel se marchita y luce apagada y envejecida.

Afortunadamente tenemos a nuestro alcance métodos para ayudar a regenerar nuestra piel, como es la exfoliación.

El principal objetivo es eliminar las células muertas, para lograr una epidermis limpia y evitar que se queden en la superficie obstruyendo el crecimiento de las células nuevas.

Una buena exfoliación previene el envejecimiento cutáneo, activa la circulación. Favorece una mejor oxigenación de la epidermis, además de ayudar a renovar la piel eliminando toxinas.

Asimismo, una piel exfoliada absorbe mejor los productos de belleza, por lo que verás mejores resultados que si no tienes la piel limpia.

La aplicación de exfoliantes dependerá del tipo de piel. Una vez a la semana si la piel es mixta o grasa o una piel normal pero utilizando un exfoliante suave. Si tienes la piel delicada o sensible lo mejor sería una o dos veces al mes, utilizando exfoliantes no abrasivos y suaves.

La exfoliación no es un tratamiento que debas hacerte a diario, ya que si no conseguirás secar y escamar tu piel.

Existen multitud de exfoliantes, acordes a cada tipo de piel, lo ideal es probar hasta dar con el adecuado para cada uno.

Yo he utilizado varios, como el famoso Rub Rub Rub de Lush, para cuerpo, que me llamó la atención después de las valoraciones que le daba Elena, de My Cosmetic Art (sus fotos son geniales).

Me gusta mucho como corporal también el Himalaya Scrub de The Rituals, con sal del Himalaya y deja un olor genial en una piel que queda suave suave. Y para las manos uno que me va genial (aunque sus ingredientes no son todo lo naturales que me gustaría) es el de microgránulos de pepitas de uva de Deliplus.

Y para el rostro, algunos me han hecho más mal que bien, por lo visto tengo la piel más delicada de lo que pensaba, por lo que no me atrevía a probar muchos.

Pero descubrí el exfoliante facial con microesponjas de Ocean D´Argan, la misma marca de mi serum facial. Es súper suave y delicado con la piel. Apenas notas nada (en cuanto a que rasque) pero hace la función perfectamente. Lleva microesponjas exfoliantes no abrasivas. Y como activos, además, aceite puro de Argán y vitamina E.

Exfoliante aceite argán

Exfoliante con microesponjas

 

 

 

 

 

 

 

 

Asimismo hay varios remedios caseros que dan muy buen resultado, con preparados con avena o plátano, como los que nos presentan desde Mejor con salud.

Además os dejo este enlace del Blog de Susie Ródena sobre belleza y remedios caseros, donde nos explica cómo hacer un exfoliante facial de té verde, que ayuda a calmar la piel.

¿Sueles exfoliar tu piel? ¿Cuáles son tus exfoliantes preferidos?